martes, 6 de junio de 2017

Reseña: Nunca pasa nada- Sue Brown

Reseña:
Nunca pasa nada
Sue Brow



¡Hola a todos mis queridos shakespereanos! ¿Cómo están? Espero que súper bien y con todas las pilas. Yo por mi parte, no sé ni cómo sigo viva ya que me desvelé y bueno, ¿Quién puede siquiera estar alegre? Gracias al café quemado de Mac estoy acá sentada y reseñando para ustedes, pero no exijan coherencia ya que no hago milagros.
En fin, espero que disfruten de esta reseña mientras yo medito si duermo o me la fumo hasta la noche (? Nos leemos en los comentarios!


 La vida de Andrew es un cliché: es un hombre gay atrapado en un matrimonio sin amor, gracias a su religiosa y autoritaria madre. Entonces, una pareja se muda a su vecindario y él se enamora terriblemente de Nathan.
 Nathan es un hombre heterosexual, casado y a punto de ser padre, pero después de pasar junto a Andrew una fatídica noche en una discoteca, tiene que enfrentarse al hecho de que sus sentimientos por él van mucho más allá que los de un amigo y vecino.
 Cuando la esposa de Andrew le pide el divorcio, la vida de ambos hombres queda sumida en el caos. Discusiones acerca de sus responsabilidades para con sus esposas e hijos, dudas sobre sí mismos y entre sí, además de algunas desgarradoras mentiras, provocan que se separen…, pero ellos nunca dejan de pensar el uno en el otro.



 Bueno, esta es la primera vez (y es re loco eso) que me engancho con un libro que sé que iba a ser una lectura meh. Con esto me refiero a que no esperaba completamente nada sobre este libro y me sorprendió por la cantidad de emociones (un vaivén entre las carcajadas, los pensamientos suicidas y los momentos dafuq) pero al final solo fue lo que fue: un libro para pasar el tiempo.
Hay un montón de estos libros y no los odios para nada -al contrario, muchas veces me salvan de un bloqueo de lector inesperado- solamente que a veces me cuestiono “¿por qué leo este libro ahora cuando tengo lecturas más relevantes esperándome?” pero cuando me puse con este libro, no sé… fue amor a primera vista.

 Lo que más me gustó de este libro es que, aunque la relación entre los protagonistas es muy chiquilina y forzada, cada uno por separado tienen un avance, un aprendizaje y una aceptación completamente distintas. En muchos libros LGBT tenemos los famosos insta gay’
*nunca me sentí atraído por los hombres, jamás me dejaría tantear la próstata a menos que sea en un estudio médico y ni hablar de besuquear o pensar que es sexy una barba de dos días. Pero conozco al prota, que él no sabe que está más bueno que las promo de 2 kilos por 1 de helado, y mi heterosexualidad tiembla más que la película de ‘La falla de San Andres’* 

Si, sé que muchos odiamos cuando las cosas surgen de la nada (al menos cuando pensamos en frío sobre la lectura en cuestión) pero en este caso, aunque tienen esa atracción innegable, que giran alrededor del otro en una órbita completamente sexual, ambos tienen sus propios procesos de aceptación ya sea de sentimientos, sexualidad y la que esperan del entorno. Amé que este libro tratara la homosexualidad desde un punto más maduro (y no por las escenas de sexo) sino porque ambos personajes son grandes, casados y tienen hijos; con sus responsabilidades, trabajos y anhelos y que además, mostraran que no en todos los libros la familia/el entorno te acepta, pero que vale la pena vivir tu propia vida y amar a quien se te canta la reverenda gana.
 Pero para cerrar con broche de oro, lo que más me gustó es que fue realista. Acá nadie abandona a nadie por una calentura o amor instantáneo, nadie actúa de manera fantástica (o sea, nada de te conozco y dejo a mi esposa embarazada solo porque me atraen tus pompis) sino que va madurando, va mutando desde la amistad, la aberración, la incertidumbre, la idiotez, la culpabilidad hasta un amor que surge de lo inesperado y del dolor. Fue estupendo ver cómo, a pesar de las idas y vueltas, las escenas extrañas y dolorosas, los encuentros furtivos, actuaron de una manera esperable y no de una manera que no te la creerías jamás.

 En cuanto a Sue, la escritora, no hay mucho que decir más que tiene esa típica pluma que engancha por la simplicidad y frescura a la hora de explicar los problemas familiares hasta lo que es un ‘beso negro’ con su definición de Wikipedia (sí, me morí de risa en esa parte) No escribe como los dioses, no usa términos que te vuelan la cabeza ni crea tramas o personajes memorables, pero te presenta una pequeña historia con muchos problemas/drama que te mantiene pegado de principio a fin.

 En tanto los personajes, tenemos como protagonistas a Andrew; un padre de familia gay, con un matrimonio arreglado por su madre super religiosa homofóbica y cuya profesión se basa en la fotografía (a veces porno) y por otro lado tenemos a Nathan; un joven profesor recién casado y con un hijo en camino, completamente loco por su vida y la estabilidad que tiene. 
 A veces los amé, a veces los odié, a veces me quería cortar las venas con una vainilla, a veces quería festejar con ellos con tequila para después pasar al ayudín para ropa blanca, pero en general me dieron pena.
 Pena porque sufren como descosidos, pena porque tuvieron que pasar un montón de cosas desagradables para que al final se pusieran en la misma página y en el mismo renglón y pena porque solo pueden estarlo cuando están a poco de estar tan destrozados que no hay retorno.
Andrew es un tipo que sufrió mucho, que no tuvo una adolescencia fácil ya que se tuvo que casar y tener un hijo a una edad en donde la mayoría se la pasa durmiendo o tiene problemas con los granos. Está atrapado en un matrimonio sin amor (del romántico, porque Steph es un amor de mina) y salvo salidas locas esporádicas, es un tipo hecho y derecho, intachable y súper querido por todos. Amé a Andrew porque es un luchador, es un poco tonto y confiado, no quiere lastimar a nadie pero por eso siempre sale perjudicado, y cuando ama se entrega por completo. Pero también (para la edad que tiene) es muy chiquilin y tiene reacciones o hace cosas que te dan ganas de golpearlo con una rama. Pero en general, solo te dan ganas de protegerlo.
Por otro lado tenemos a Nathan, un chico que recién se casa y está esperando su primer bebé junto a su esposa, Alex. Nathan es heterosexual y nunca se sintió atraído (fuertemente) por un hombre, pero cuando conoce a Andrew no puede evitar la conexión que siente por su nuevo amigo. Odié su personaje en casi todo el libro. No se merece el amor de Andrew, lo lastima, lo hace sufrir, le provoca tanto dolor que el casi no puede soportarlo, pero lo ama. De una manera muy extraña. Pero también es un personaje complejo y que muestra lo que deben sentir los hombres de su edad al re-descubrir su sexualidad, más cuando ya tienen una familia establecida y tenían en mente otras cosas para la vida. Es un personaje que por momentos actúa razonablemente, como lo haríamos todos, y por otros lo hace de una forma tan rara que no sabes que es lo que realmente le pasa por la cabeza.
 Amé a los personajes secundarios por momentos, pero en la mayoría no pinchaban ni cortaban y la historia solo se basó en como Nate huía de Andrew y cómo este confiaba una y otra vez en las palabras de su crush. Así que no le dieron mucha importancia y creo que hubiera sido lindo que desarrollaran un poco las relaciones –gays- secundarias o que otros personajes (extras) como Bob, tuvieran un poco más de protagonismo. Mi personaje favorito fue Rich, sin dudas fue lo mejor del libro.

 En cuanto a la trama, es súper simple y a la vez TAN LLENA de giros, vueltas y locuras que hace de su lectura una montaña rusa de sensaciones. Esta TAN LLENA de clichés, de drama innecesario y emociones encontradas que nunca sabes en qué punto estas parado o si apoyas la ship principal o la que surge en la mitad del libro. O sea, imaginen que este libro es la versión gay y estadounidense de alguna novela de Thalía. Mismo, les cito mi review de goodreads:
“AYS... Mi experiencia con este libro fue como la primera vez que vi una novela de Thalía: se conocen pero su amor es prohibido, ambos tienen responsabilidades pero no pueden evitar la atracción feroz que sienten. Pero su amor es prohibido, por eso dan más vueltas que una carrera de fórmula uno y en el medio sucede absolutamente de todo: engaños, traición, infidelidad, sexo salvaje en un baño de algún antro mugroso. Se separan y sufren como nada, y en ese lapsus aparecen personajes maravillosos... pero el amor es más juerte y cosas pasan (que eran necesarias) Entonces te deprimís y caes en cuenta de que la vida es frágil, y que ahora estamos pero mañana nos hicimos mierda contra algún árbol o no dio un bobaso mientras preparábamos el café. Entonces sufrimos y le damos importancia a lo que realmente vale y las cosas van bien...
PERO APARECE SORAYA Y ARRUINA LAS COSAS (o algo así)
En fin, es como una novela de Thalía (como Mari-Mar o María la del barrio) y menos violaciones, tiene todos los clichés que se te puedan ocurrir. *Mí parte dramática lo amó*”
Siento que tuvo más drama del necesario (y eso que amo el drama, por dentro soy una diva fatal) cuando tenía una trama que con algo de emoción, hubiera quedado mejor. Los personajes mezclaron mucho las cosas, arrastraron a gente inocente en su torbellino de sexo culposo y miradas furtivas, y tuvieron que sufrir tanto por su amor (PERO TANTO) que en vez de disfrutar por sus encontronazos feroces y escenas subidas de tono o super románticas, estaba preocupada por quienes podían salir perjudicados o sabiendo que algo malo iba a pasar y que las cosas iban a quedar para el culo –que en su mayoría, es lo que pasa.
 Esta historia nos cuenta sobre Andrew, un hombre gay que fue obligado por su madre a casarse con Stephanie y con la que tiene un hijo. Andrew se desvive por su familia y es un hombre muy sacrificado, que no recibe lo que se merece y que sólo sufre. Pero un día, en una reunión de vecinos, conoce a los nuevos integrantes de la cuadra: Nathan y Alex. 
Andrew y Nathan congenian al toque y se vuelven amigos, hasta que las cosas se empiezan a poner incómodas luego de que algunas verdades salieran a la luz, pero logran sobreponerse y su amistad se intensifica un poco dando lugar a las confusiones.
 Como dije, es una trama muy simple pero que se disfruta. Los personajes tienen un buen desarrollo y tienen un ritmo agradable. Es una buena historia para pasar el rato y reírse un poco. Perfecta para los bloqueos de lector o si están con lecturas pesadas o muy largas.

 Lo único que no me agrado (sacando de lado el exceso de drama) es que está LLENO de clichés innecesarios y que solo con algunos hubiera quedado mejor. También no me copo el hecho de que suceden tantas cosas solo porque sí, solo porque a la autora se le canta, que me dieron mucha bronca. Los hizo sufrir más de lo que debería.

 En síntesis, es una historia muy llevadera, fresca y emocionante. Con personajes que inspiran muchos sentimientos y que en general te va a servir si buscas una historia que te ayude a no caer en una Reading slump.



Lo disfruté bastante



Les recuerdo que hay un sorteo activo en el blog (dale click acá) válido para todo el territorio Argentino.




Nos leemos en la siguiente entrada,
los quiero!
Image and video hosting by TinyPic

20 comentarios:

  1. ¡Hola Juli!
    Este tipo de libros, al igual que te pasa a vos, suelen sacarme de bloqueos lectores. Y también me pasa que pienso "¿qué hago leyendo ésto si tengo un millón de lecturas pendientes?", pero si... Nos atrapan sin quererlo aún siendo TAN clichés.
    Al libro no lo conocía, pero últimamente se me da por leer libros LGBT+ porque son muy interesantes. Es verlo todo desde otra perspectiva, así que gracias por la reseña :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mailén!
      TAL CUAL, pasa y mucho. Por suerte, las últimas veces que me encontré con este tipo de lecturas me encantaron y las super disfruté.
      ¡un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Hola!

    También formo parte de esta iniciativa. Yo ya te estoy siguiendo, espero que me sigas de vuelta.

    Nos leemos. Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola! Soy nueva en tu blog, y ya te estoy siguiendo(:
    Espero que puedas visitar mi blog y seguirme de vuelta ^^ Un beso (-:

    ResponderEliminar
  4. Hola, ya estoy siguiendo tu blog! no había oído hablar de este libro, pero a pesar de tu larga y completa reseña no ha terminado de llamarme... Le daría una oportunidad, pero por ahora lo dejaré pasar. Pero gracias por tu reseña! Nos leemos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      En gustos no hay nada escrito, si no es este libro será otro 😋
      Un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Como te comenté ya estoy por aquí :)
    Me ha llamado especialmente la atención este libro, sobre todo por lo realista de la historia, y aunque sea para pasar el rato, se que es un libro que me puede gustar, así que no dudo en apuntarmelo
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holis!
      Espero que lo puedas leer pronto y que te guste 😉
      ¡abrazo y gracias por pasarte!

      Eliminar
  6. ¡Hola! Me gusta tu reseña porque justo algo así me está pasando ahora con una lectura. Es súper simple, es medio boba y me tiene enganchada. Igual, este libro no es algo que voy a leer. No tengo nada en contra de la temática o de la autora, pero me da esa vibra de "escrito por moda" que tanto me molesta en muchas novelas de temática LGBTI+ de los últimos años. Me alegra que a pesar de no ser un gran libro te haya atrapado porque creo que eso vale mucho.
    Saludos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nati!
      Te re entiendo, hay un montón de libros que te dan esa sensación, pero este me supo atrapar.
      ¡un abrazo y gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. Hola, he leído pocos libros de esta temática la sinopsis es interesante creo que no he leído algo parecido, espero leerlo pronto y ver qué tal, me quedo por aquí, un saludo

    Te sigo ya, desde;

    http://irresistibleleer.blogspot.mx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holis!
      Espero que si te llamo lo puedas leer pronto. Es una lectura muy llevadera.
      ¡un beso y nos seguimos!

      Eliminar
  8. Hola Juli! No puedo dejar de reírme de tu definición de Insta Gay, aunque hasta ahora no me he encontrado con ninguno... Creo *analiza todos los libros que leyó en su vida*

    Me llama igual, la ausencia de los libros de Andrew Grey en mi vida ha dejado un vacío, pero como soy fanática del papel, no creo que vaya a leerlo a corto plazo. Justo en mi hipermetropía (?
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luz!
      Yo tengo RE pendientes los libros de Andrew (su saga de amar es... es una de las primeras que quiero leer una vez que reduzca mi lista de pendientes desastrosos)
      Si no me equivoco, podes comprarlo en amazon en español y en inglés, te diría que chequees la página de la editorial.
      ¡un besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  9. ¡Hola Juli! También me pasa que este tipo de libros a veces me ayudan a relajar de tanta lectura y divertirme. ¡Muchas gracias por la recomendación porque no lo conocía! Seguramente le dé una oportunidad :-) ¡Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Romi!
      que copado que te haya llamado la atención, espero que le des una chance rápido así fangirleamos fuerte (?
      ¡un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar
  10. Holaaa! No me llama nada asi que por ahora lo dejo pasar.Gracias por la reseña, no lo conocia:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bela!
      En gustos hay muchos colores (?
      ¡besos y gracias por pasarte!

      Eliminar

Este blog se alimenta a base de comentarios, no lo dejes morir.
Advertencia: Si vas a comentar ten en cuenta el respeto hacia los demás y el blog.
Gracias