domingo, 15 de octubre de 2017

Top Seven #4- Siete elementos infalibles del terror (del bueno mijos)


¡Hola a todos mis queridos shakespereanos! ¿cómo están? espero que muy bien, leyendo a todo trapo. Yo por mi parte les estoy escribiendo un hermoso sábado de septiembre en donde podría estar haciendo miles de cosas... pero estoy con otra gripe -porque tengo menos defensas que vos con tu ex- y les juro, si blogger aceptara clips de voz estaría cagándose de risa de lo chistosa que me oigo (mi mamá ya me estuvo gastando, ya tengo el ego bastante herido)
En fin, aprovecho a que estoy en cama para poder traerles otra entrada por el #MesDelHorror que dio comienzo con la review de It (click acá) y que planeo ir actualizando todo octubre sumado a las lecturas escalofriantes que vaya terminando.
Espero que disfruten de esta entrada, que la lean con la voz de Dross en su cabeza y nos leemos en los comentarios ^^


Uno de los elementos que no pueden faltar JAMÁS es el suspenso. Esa sensación que te sube por la espalda y hace que se te pongan los pelos de puntas, ese miedo que nace de adentro, de la sugestión propia del no saber que te vas a encontrar en el siguiente renglón. Ese horror de no saber que es lo que va a pasar. 
El suspenso logra cosas inimaginables en este genero que a pocos gusta, pero a los que amamos estar con el corazón en la mano nos mantiene con el traste al borde de la silla y con todos los sentidos alerta.
La historia puede ser cliché y predecible, los personajes con menos sentido de supervivencia que animal en cautiverio y el monstruo solo un pobre loquito sin fundamentos... pero cuando el suspenso esta bien puesto les aseguro que la ansiedad los va a torturar.


Otro elemento que no pueden faltar es un personaje que vaya dudando de su propia salud mental. Esto de no saber que es real y que no lo es, como la sugestión sumado al miedo puede lograr cosas increíbles en los personajes y en los lectores, como los sucesos paranormales van debilitando escena a escena la cordura y credibilidad de aquellos que viven el horror y aquellos que lo escuchan.


Como cualquier historia, no es lo mismo una llena de clichés y de sucesos predecibles -como cuando vez una caja sorpresa y sabes que en cualquier momento va a salir el payaso- que una con una trama interesante y con personajes con pasados oscuros y secretos inconfesables. Si, puede que una escena en la que de la nada se aparezca el monstruo nos haga saltar del asiento o pegar un gritito para nada atractivo, pero cuando nos topamos con una historia cuya trama nos atrapa y nos vaya helando la sangre cada vez más es mucho mejor que una en la que ya sabemos desde el primer momento que va a pasar.


Otro de los elementos infaltables de una buena película/libro de terror es el ambiente, que de la mano del suspenso crea maravillas. No solo el lugar donde esta situada la historia, sino como nos describen la escena, con que tono nos cuentan la historia o como nuestro cerebro las procesa. No es lo mismo una historia situada en un gran castillo medieval que en el super de la esquina. 
Una de las labores más importantes del escritor es dar lugar a los sucesos, contarlos con majestuosidad y hasta con respeto, engrandecerlos al límite y llenarlo de sombras.


Monstruos, nombre que le damos a los seres que nos atemorizan. No solo aquellos fantásticos como lo son Drácula, Frankenstein o La Momia, sino que aquellos que son más cercanos a nosotros y que nos pueden dañar más. Seres como Freddy Krueger, que nos ataca en nuestros sueños o Jason, que no importa cuan lejos corras, siempre te va a filetear como sushi. 
Pero los peores son los monstruos reales, esos que te lastiman tanto en la ficción como en la realidad, monstruos como American Psycho del cual nunca desconfiarías o del jardinero que en secreto se come a los perros y usa su sangre para dejar mensajes inspiradores y de amor en el espejo de tu habitación.


No me digan que no, no hay peor cosa que ver que la película está basado en hechos realesComo el caso de Amityville, uno de los casos más reconocidos Y QUE SI NO CONOCEN HACEN MAL, MUY MAL. Y es que, uno aunque se asuste, cuando termina la película o cierra el libro la ficción no puede herirnos físicamente, pero cuando leemos que lo que pasó en esa película FUE REAL se nos hiela la sangre y es casi imposible pensar "que pasaría si fuera uno de los integrantes de la familia Lutz, o si me mudo a una casa que fue construida sobre un cementerio indio" pesadillas seguro.
Por eso, antes de mudarse traten de no hacer cosas estúpidas como el caso de Querido David o conseguir una mansión con un precio super ganga donde mataron a una familia entera.
Otra cosa similar son las cosas que pueden llegar a pasar, como un virus que se propaga o los tipos que se disfrazan de payasos y se aparecen en los lugares más estúpidos


¿Oyeron hablar alguna vez del ChajáEl Lobison o del Pombero? seres que conforman los mitos y leyendas de cada lugar. Del Yasi Yateré  o los Strigois (si, los de vampire academy) que son vampiros rumanos o La bruja Baba Yaga por nombrar algunos.
Las leyendas urbanas son aquellos mitos que se cuentan de boca en boca, de persona a persona, que se relatan en la tranquilidad de una noche de fogón o en el campo, después de cenar. Historias que le pasaron a un conocido del amigo de tu amigo, que asegura que en una noche de borrachera se topó con un duende o que aseguró ver un pájaro inmenso. 

 Y eso ha sido todo, si ustedes están con ganas de escribir historias de este género deben aprovecharse y armarse con algunos de estos elementos.
Para ustedes ¿qué es lo que no puede faltar ni fallar en el terror?





Nos leemos en la próxima entrada,
los quiero!
Image and video hosting by TinyPic

8 comentarios:

  1. Hola!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo! Para mí, es fundamental una historia bien creada, donde la víctima tiene un pasado sospechoso que le hace vulnerable a ese "monstruo" y para vencerlo tiene que luchar contra ese pasado (típico).
    Leí una vez un libro sobre filosofía del terror que decía que lo fundamental era sentir aberración por ese monstruo (asco o horror por ser tocado/a por ese ser); creo que tiene bastante razón...

    El mundo del terror es súper interesante...
    Saludos!

    Alicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia!
      Completamente, pero al mismo tiempo que siente asco debe sentir cierta clase de placer (como en el caso de Dr Jekyll y Mr. Hyde)
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Quedé maravillada con la entrada, nunca mejor dicho 💚
    Ya con este aire de "hallowinesco" dan ganas de sumergirse en el mundo del terror.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holis!
      que copado que te haya gustado! en esta época es lo más meterse de lleno en el horror <3
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. Holaaa
    Maravillosa entrada, con lo que me gusta el Terror *.*
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naya!
      Me alegra que te haya gustado :D
      ¡besos y gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. hola,
    la verdad es que en cuanto leo la palabra Terror ya me da panico, asi que solo de pensar en los siete elementos que has puesto yo ya estoy aterrorizada jjejeje
    besotes ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Serena!
      jajaja me pasa lo mismo solo que con el género del romance (?
      ¡besos y gracias por pasarte!

      Eliminar

Este blog se alimenta a base de comentarios, no lo dejes morir.
Advertencia: Si vas a comentar ten en cuenta el respeto hacia los demás y el blog.
Gracias