lunes, 27 de junio de 2016

Love is in the air- Yo, espiritual.

Hola mis queridos y hermosos lectores, ¿cómo están? espero que super bien. Yo tendría que estar estudiando para los tres parciales que tengo esta semana (ríe y llora a la vez) pero hace mucho que quería inaugurar una nueva sección (porque me encanta traerles cosas nuevas) so... mientras tomo unos mates, escucho a Hozier (please, escuchen "better love") y subo boludeces a Instagram como esta:


En fin, sin distenderme más, espero que disfruten de esta nueva sección. Porque el amor esta en el aire.



En esta ocasión les voy a hablar del blog de Vani, Yo, espiritual que está vivo desde abril del 2014. Su blog es un espacio en el que vuelca toda la poesía que esta dentro de ella, de esas que te rompen y reconstruyen el corazón. En cuanto a el estilo del blog aunque es simple, acompaña bastante al ambiente que crean sus poesías.

Lo más importante que tiene Yo, espiritual es que sus poemas te llegan. No importa si son fragmentos de canciones, notas que le interesan o su propio corazón exprimido TODO se complementa.

Ahora, uno de los poemas que más me gustan.


Juego de roles:

Por ella él dejó los cigarrillos,
por él, ella empezó a fumarlos.
Después me dicen que el amor no es un vicio,
él dejó ese pero tenía otros,
mentir y drogarse a la madrugada
y después volver cuando el fin de semana
llegara al final.
Ella también tenía otros,
quererlo y perdonarlo,
quererlo más y esperarlo volver,
ah, y llorar los fines de semana.
Decían que era rara
porque le gustaban los lunes,
le gustaban los lunes porque él volvía a quererla.
Hay personas que se conforman con poco,
mejor dicho con nada
y mejor dicho todavía: con basura,
a la que le ponen otro nombre para que no suene tan mal.



Si me decías que te ibas a la guerra y después volvías, seguro también te esperaba.

Andate
o me voy
porque duele tu intermedio,
la puerta entreabierta,
la duda,
el hoy sí y mañana no,
"sos mi hogar",
"necesito salir de acá",
tu indecisión y tu falta de amor,
el invierno que traen tus manos, el hielo en tus besos, la lluvia en mis ojos,
el desierto en tu piel,
tus no ganas de nada y tus ganas de estar lejos de acá;
que te calles,
que hables cuando quieras,
que me transformes para caber en tu desastre
y mi inocencia por creer en esas tres palabras que te salen cada tanto cuando me sentís un poco muy lejos,
yo siempre tuve ganas de quedarme
porque siempre fuiste mi casa
y nunca manché tu cuerpo con silencio ni mentiras,
siempre te quise y sin peros
todos los días durante años,
porque un año es un día y otro día tras otro día,
no es solamente una palabra,
es parte de la vida que es una sola y corta;
yo siempre te dejé la puerta abierta
y la luz prendida,
pero a vos te gustaba mirar por la ventana.


Persiguiéndonos:

Vení,
te invito a perseguir
algo que no existe
para que nunca nos vayamos
lejos uno del otro,
sé que suena simple
y vacío
y te puede parecer
un déjà vu
pero te quiero,
te quiero mucho,
te quiero bien,
sin excusas,
sin mentiras,
sin nada en el medio,
"así nomás"


Se prenden y se apagan: (mi favorito)

Siempre me daba la mano
cuando veía
que mis ojos cambiaban
y los gestos de mi cara
se tensaban,
había pasado
tanto tiempo conmigo
pero tanto tiempo
que sabía todo,
conocía la rutina
de mi terror,
y esa primera vez
ella me dijo
"yo no quiero ser
otro de los monstruos
que hacen que
tus ojos no brillen más"
y me besó
en la primera arruga
que se me hace en la frente
cuando tengo miedo.

Ella fue
la que hizo
que dejara de intentar borrarme
las ojeras con lágrimas,
pero también
la que me hizo entender
que estaba bien llorar
aunque fuera hombre
y fue la que
salía conmigo
a la entrada de la casa
-o al patio de atrás-
a las 4 de la mañana
para ver que no había nada
y la que también
se quedaba sentada
en el inodoro del baño
mientras me duchaba
para decirme
cincuenta veces en seis minutos
que no había nadie mirándome
y la que aceptaba
que hablara con cinco personas
en la casa
aunque estuviéramos solos
y la que entendía
que a veces me iba
aunque me quedara a su lado,
pero ella nunca se iba.

Pero más que cualquier
otra realidad
que mi cerebro hubiera creado,
más que cualquier
cosa amenazante
que despertara mis sentidos
estando dormido,
lo que más me aterraba,
lo que más hacía que mis ojos
dejaran de brillar
y que los gestos de mi cara
se revolucionaran,
era el pensar
que ella un día
quizás se iría
porque yo soy prisionero de mi,
pero ella no lo es.



Como este, hay MUCHO poemas hermosos y los invito a conocerlos, llorar, revivir con ellos. Todo de la mano de Vani.



Nos vemos en la próxima entrada,
los quiero!

4 comentarios:

  1. Hola!
    Me gusta la nueva sección!
    Espero otras entradas,
    un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arwen! que lindo que te haya gustado la entrada, y obvio que se vienen muchas más <3
      Besos!

      Eliminar
  2. Hola, Juli. ¡Me encanta tu nueva sección! Y el rediseño de tu blog. Luce fantástico. :D Le voy a echar un vistazo a 'Yo, espiritual', porque los poemas que compartiste de Vani son increíbles, muy intensos, muy poéticos. ¡Saluditos! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ju! Te van a encantar, Vani es una genia.
      Me encanta que te encante el nuevo diseño 💜
      Besos!

      Eliminar

Este blog se alimenta a base de comentarios, no lo dejes morir.
Advertencia: Si vas a comentar ten en cuenta el respeto hacia los demás y el blog.
Gracias